Ochenta años del Guernica. Exposición en el Reina Sofía

Imprimir

Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica en el Museo Reina Sofía de Madrid

Así se hizo el Guernica

Pablo Picasso pintó Guernica por encargo del Gobierno de la República para el Pabellón Español en la Exposición Internacional de París de 1937. Testimonio y denuncia del bombardeo durante la Guerra de España de la población vasca por la aviación alemana aliada de los sublevados, se considera una obra fundamental para el arte del S. XX y sigue siendo un símbolo universal de la lucha contra la opresión.El escritor Max Aub  fue el que pidió a Picasso una obra para representar a la República en París. Un tema libre por el que cobró la cantidad de 150.000 francos franceses. Como símbolo de la resistencia republicana a las tropas franquistas, el cuadro recorrió Europa y cruzó varias veces el Atlántico con el objetivo de remover conciencias: Noruega, Dinamarca, Londres, Los Ángeles, San Francisco, Ohio, São Paulo, Berlín... Picasso, en los setenta, pidió que no sufriera más traslados y quedara en depósito en el MoMA de Nueva York hasta que llegara la democracia a España. En 1981 viajó de Nueva York a Madrid. En 1992, pasó del Casón del Buen Retiro al Centro Nacional de Arte Reina Sofía. Ahora cumple 80 años

 

PARA SABER MÁS...

Del horror al lienzo

Guernica y Adiós a las armas

La vida interior del Guernica

Gernika, el laboratorio del terror

El cine español se acuerda de Guernica

Una lectura autobiografica del Guernica

Interpretaciones